radio_button_checked
radio_button_unchecked

Las fallas

Las Fallas (Falles en valenciano) son unas fiestas con una arraigada tradición en la ciudad de Valencia y diferentes poblaciones de la Comunidad Valenciana, que se celebran del 15 al 19 de marzo. Oficialmente empiezan el último domingo de febrero con el acto de la crida (Cridà en valenciano). Actualmente, esta festividad se ha convertido en un atractivo turístico muy importante, ya que están catalogadas como fiesta de Interés Turístico Internacional. Estas fiestas también son llamadas fiestas josefinas o festes de Sant Josep (en valenciano), ya que se celebran en honor a San José, patrón de los carpinteros.

Etimología

En valenciano medieval, la palabra falla (del latín fac[u]la, diminutivo de fax, antorcha) servía para nombrar las antorchas que se colocaban en lo alto de las torres de vigilancia.

En el Llibre dels Fets, se cita que las tropas del rey Jaime llevaban fallas (antorchas) para iluminarse, tanto para el camino como a la entrada de las tiendas de campaña. También se utilizaban las antorchas para alumbrar una fiesta. Más adelante se hace referencia a este término para referirse a las hogueras y luminarias que se encendían en vísperas de fiestas extraordinarias y patronales.

Historia

La víspera de San José se encendían hogueras para anunciar su festividad, recibiendo esa práctica ritual el nombre de falla.

La versión popular del origen de las fallas según el Marqués de Cruïlles, fueron iniciadas por el gremio de carpinteros que quemaban en la víspera del día de su patrón San José, en una hoguera purificadora, las virutas y trastos viejos sobrantes, haciendo limpieza de los talleres antes de entrar la primavera. Además, quemaban sus "parots" (estructuras de las que colgaban los candiles que les daban luz) puesto que con el fin del invierno y la llegada de la primavera, y al hacerse los días más largos, ya no eran necesarios. Según esta teoría, la inventiva popular le dio forma humana a estos parots. Esta leyenda romántica del origen de la fiesta contrasta con la documentación conservada en el Gremio de Carpinteros, que no cita la construcción de fallas en su víspera, sino la festividad religiosa del propio día 19.

Hoy las fallas mueven cerca un millón de turistas anualmente. Se plantan 385 monumentos en la ciudad de Valencia y más de 250 en el resto de la provincia. El Gremio Artesano de Artistas Falleros subsiste como entidad encargada de enseñar el antiguo oficio de producción de monumentos falleros. La Junta Central Fallera es la entidad que organiza la fiesta y la mantiene viva durante todo el ejercicio fallero.

Mas de 500 bandas de música, 2.000 espectáculos pirotécnicos, toneladas de flores y varios cientos de miles de personas ataviadas con indumentarias regionales, participan en desfiles, actos populares y fiestas repartidas por la ciudad y comarcas.

Todas ellas se inscriben en la Junta Central Fallera, que organiza la fiesta y convoca concursos y competiciones entre las diferentes "comisiones falleras", divididas por categorías, cuyos premios obtenidos se reparten durante los días festivos.

La competición más importante es la que enfrenta a los monumentos entre sí, y que visitados por jurados competentes establecen la relación de premios de cada año.

Premios dotados con cantidades económicas y estandartes, que testimonian los logros para la historia de cada barriada.

Clasificadas por categorías, las fallas compiten por los premios y en este contexto se incluyen los artistas que las realizan, todos ellos titulados en bellas artes y muy preparados para crear sus complicadas estructuras, modelar a gran tamaño sus esculturas y pintar cada uno de ellos con su particular estilo.